top of page

ÑANDÉ URUGUAY

¿Quién nombró el territorio? ¿Cuándo lo nombraron? ¿Qué nos dicen estos nombres antiguos?

¿Qué memoria guardan?  Son preguntas cargadas de sentido.
La conquista nombraba a los descubrimientos, bahías, ciudades y cerros con
el santo del día correspondiente.
“Uruguay” junto a gran parte de la toponimia permaneció nativo en el territorio
conservando un lejano susurro de nuestras voces originarias.
¿Qué otras formas de estar siendo atesora inmemorial este nombre país?
Cuando contemplamos el mapa hídrico del norte del territorio,
el mismo se nos asemeja a las terminaciones nerviosas del cerebro.
El agua recoge los acontecimientos que allí pasaron. Guarda su memoria.

Canoa amarrada en Estero de Farrapos
Paraguay, Prov. de Rio de la Plata. Cum Regionibus Adiacentibus Tucuman en Santa Cruz de La Sierra, publicado por Willem Janszon Blaeu en 1631.

Canoa amarrada en Estero de Farrapos

Paraguay, Prov. de Rio de la Plata. Cum Regionibus Adiacentibus Tucuman en Santa Cruz de La Sierra, publicado por Willem Janszon Blaeu en 1631.

Marco teórico de la Propuesta de investigación.
Ñande  Uruguay.*
1

 

Este video es el trabajo práctico final de La Diplomatura de Humanidades Ambientales en el cruce de Arte y Tecnología que cursé el año pasado en la  Universidad Tres de Febrero. 
Durante la misma contrasté El proyecto Urugua.I (2) que creamos en el 2010 y que manifiesta que “el nombre del río que nos nombra como país es guaraní” con las distintas miradas y vertientes que propuso la diplomatura.


Este trabajo surge como resultado del conocimiento adquirido y la necesidad de cruzarlo con el proyecto. 
En este caso se apoya en dos preguntas fundamentales.


¿Como permaneció este nombre aborigen? 


Sabido es que los conquistadores usaban el santo del día, para denominar cada echo geográfico; San Fernando de Maldonado, San Felipe y Santiago de Montevideo, El río Santa Lucia, y así seguían denominando bahías o fuentes de agua dulce, útiles a la navegación o a la sobrevivencia de sus tripulaciones.  A veces, la campaña minera que los impulsaba, porque la conquista no fue otra cosa que una empresa de minería hizo que se llamara Río de la Plata a un río que rara vez es plateado, buscando la plata y el oro en un río cuyo color es chocolate, color que habla de las aguas que recibe la segunda cuenca de América, de la América profunda de tierra colorada del Paraná y del alto Uruguay. 
Entonces, porque logro permanecer este nombre aborigen, en un nomenclátor cristiano es mi primera pregunta/premisa. No sabemos si podremos responder.

La segunda pregunta o hipótesis, es, la suposición que de que la permanencia de nuestro nombre país, Uruguay, viene a sugerirnos, a recordarnos otra forma de estar en el mundo. 
Que nos susurra el nombre del río, que memoria guardan sus aguas que nos pueda mostrar nuevas viejas formas de hacer frente a este Antropoceno capitalista-extrac
tivista y contaminante.

 

Martha Castillo

(1) Ñande -Todos nosotros. El guaraní tiene dos Nosotros. Uno inclusivo Ñande  y otro exclusivo. Oré-

(2) Proyecto Urugua

MARTHA CASTILLO

T R A B A J O S     EN     A V A N C E

bottom of page